sábado, 6 de julio de 2013

HELLO DARKNESS MY OLD FRIEND


4 comentarios:

Claudia Ramirez dijo...

De ese vodka le agradaba a mi madre que le regalaran en Navidad. Ella devota creyente que veia el mal en todas partes, le encantaba darse ese gusto en contadas ocasiones, o sea una vez al año, jajajaj.
Yo solo soy una Atea abstemia.

Por cierto, esa botella vió su fin el dia de tu cumpleaños?
Espero que hayas pasado un buen dia. Tenia la intención de venir a felicitarte, pero me fue imposible.

CLICK CLICK... dijo...

Mmm... pues la verdad prefiero el Smirnoff. Pero no encontré :)

Antes yo me daba el gusto nada más en temporada de fin de año y mi cumpleaños, pero bueno, a veces la oscuridad acecha con más frecuencia.

Gracias por el saludo. Aunque no acabo de acertar de donde nos concoemos...

Claudia Ramirez dijo...

Hay cosas mejores para cuando acecha la oscuridad que hacerse daño a si mismo con paliativos momentáneos.

Tienes unas fotos estupendas!
Porque ese gusto por fotografiar a desconocidos? Entiendo que en el rostro de la gente se pueden encontrar muchisimas emociones, será por eso? por intentar escudriñar en ellos?

CLICK CLICK... dijo...

Estoy abierto a sugerencias :) Pero objeto eso de "hacerse daño". Nunca me acabo una botella de un jalón.

No se trata de escudriñar. Más bien diría que es gusto por poner atención e imaginar sus historias.